Estoy escribiendo un libro

No sé si tengo esto monetizado ni cómo funciona el medium, estaba buscando originalmente un lugar para publicar escritos, más bien apuntes, y al mismo tiempo un lugar para compartir ideas con personas que no conozco tanto… suelen ser las conexiones más interesantes las que tenemos con semidesconocidos, voy a definir al semidesconocido como aquél a quien le conoces quizás hasta la forma de pensar, de tuitear, que has visto en la peda, en una o en dos,o quizás ni en foto, pero sabes que tiene los links más interesantes, las ideas más atinadas y el pensamiento más despierto, le das like, le sigues o equis, no importa, eres tú, o sea, sorprais!

Ahorita el ejercicio de escritura me cuesta el doble porque todo me causa dolor físico. Escribir es, a veces una tarea frustrante, otras veces algo peor, pero me gusta mucho y no quiero perderlo. Pienso en editar cosas viejas e irlas poniendo acá si se prestan para actualizarse, si no las voy a mandar pr mail a algún miembro de qanon.

el libro, jaja, toda la vida he huído de proyectos largos porque terminar un proyecto enorme para una mente tdah es diez millones de veces más difícil, súper aburrido y no tiene sentido alguno, al menos eso creo que me pasa por el tdah, aunque, ya saben que no debería llamarse trastorno, porque ás bien es la mente más sana, jaja, que si consume café y cigarros se concentra mejor y se hace normal.

May mis deditos. La anemia nunca se cura, menos si tienes deprimido el sistema inmune desde bebé. Mi mamá cree que soy inmune a la penicilina pero por más que se lo expliquen los médicos, ay para qué la meto luego me va a reclamar… en fin, a mí me dijeron que más bien es que mi sistema inmunológico está para tirarlo a la basura por razones aparentemente inexplicables (yo creo que vienen en el paquete neurodivergencias más que nada con el autismo, y no sólo lo creo yo, como que sí hay una correlación con alergias y shalalá) Pero por ejemplo esa banda que se cansa un chingo y ya no se puede parar de su cama, ándale, eso tengo pero en dolor de dedos.

En mi cabeza hay una especie de persona extra, o varias, nunca he sabido, pero creo que es sólo una. Que me regaña todo el tiempo, es como un compa al que todo lo que haces le da pena ajena. Mi vida entera ha sido intentar demostrarle a ese mini siri que vive dentro mío, que no hay forma de obrar de forma completamente congruente, que no tiene nada de ocioso intentarlo, pero que no puede pasársela borrando mis posts más chistosos. En fin, me mantiene un poco en el anonimato y un poco a salvo de posibles problemas con sus enemigos imaginarios, pero pues, como decía la Pacheco “aquí nos tocó vivir” y como dicen los chavos “aquí nos tocó morir!” por cierto, por qué Cristina Pacheco se dejó el apellido de su mareado? No importa, se debe estar bien chido en la vida llamándose pacheco.

Borré varios videos, me duelen los del género y el tdah porque aunque andaba muy en pastillas para la ansiedad, y todavía ando mucho en ese rollo empastillado pero ya no hablo en pausas infinitas como el peje, y hago pausas más bien incómodas como Obama. ja

en lo general andamos chido, qué chido que vinieron a leer este pedo, vy a ir a mis drafts primero, que son 4, y si están horrendos los borrará el mini siri que es más bien otra señora (yo soy una señora) pero más regañona.

aprovecho que este “blog” está vacío para contar la primera vez que la escuché. tenía alrededor de 17 años y pinté unos ojos y una luna en mi pared, nada fancy, más bien algo horrible y chafa pero decidí que serían mi experimento, si veía la luna me dejaría ir hasta la locura (lo que eso signifique o significara) y los ojos me servían para “volver”

no importa nada en esa anécdota mas que la vez que, después de dos semanas de salir en estado alterado de conciencia por ver la imagen de una luna de forma totalmente auto-sugestiva. iba camino a ningún lado, con una bufanda como de 4 metros que tejió mi abuela y sólo ella desde el más allá, sabe dónde está. y empecé a regañarme, a gritos, desde minisiriseñoraenojada, pero eran cosas que me dolían, sabes? como cuando le cuentas tu vida a tu pareja y cuando estás vulnerable te recuerda la vez que tenía que pasar por alguien y nopasaste por borrachi y la asaltan y te sientes culpable jajaj, iba a escribir “y la mataron ese día” pero, oye, estamos tratando de ser rileitabols, no de espantar a la gente con suponer escenarios todos chafas, esto no es literatura. Pero bueno así fue, mi otra voz se manifestó como alguien completamente capturada por el deber ser, en un pedo completamente sádiq/paranoico en plan: “mira, te ves muy mal, tu ropa es una ridiculez, tu vida es una mierda, nadie vive del arte, te ves mal, y además vas gritando en la calle”

Esta vez no ahondaré. Creo que la voz siempre ha estado ahí pero tengo la fortuna de no poder “ver” ni escuchar con la mente así es que si no habla por mi boca, ni me doy cuenta de que ahí anda. UY, al manicure como me decía mi maestra de sicología de la prepa a la que le tenemos un cariño/odio my grande porque fue de las únicas personas que estaba genuinamente convencida de que mi cerebro era claramente una anomalía, pero al mismo tiempo le espantaba sólo por la diferencia. Conoció a sirak súper tranquis, buen pedo, con confianza en sí y autoestima chida. no añoro a esa versión de mí pero sí le envidio que le valiera más cómo le percibían, y era, simplemente era. Era una rebeldía más tangible.

En fin, chavorruquear es quizás el término más dañino para nosotrs quienes andamos en la segunda vuelta de esa rebeldía pero ahora con un chingo de aprendizaje y con peor sintaxis. antes escribía bonito. ya volverá el orden, el ritmo. la paz? esa nunca ha estado.

buenas noches cancún

--

traigo mucha pena hoy

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store