La izquierda no está dividida, la izquierda no existe

En un chingo de lugares leo, con mucha decepción, que la derecha se une y la izquierda se divide. Esto es en gran medida una falsa concepción de lo que es la izquierda, pero también de la democracia.

La derecha, (me voy a referir a la derecha en México específicamente, pero en todo el mundo obedece a los mismos principios), es un rezago, muy grande, del sistema colonialista, de percibir al mundo desde esquemas y patrones rígidos y básicamente en favor de los opresores (aunque me choca usar esa palabra porque está muy choteada). El fundamento de la derecha es casi bíblica, te quedas donde naciste, el lugar que te corresponde lo puso dios, y si te mueves de ahí estás yendo en su contra, por lo tanto los ricos se quedan ricos y los pobres se joden. Esa es la derecha y en principio sus alianzas políticas son unificadoras. La democracia, que en teoría y quizás de forma utópica, busca la representación de una mayoría de pensamientos e ideologías en el gobierno, para que las leyes reflejen las necesidades de todos los habitantes de equis lugar, y bueno, en un país, la suma de todas esas diferencias. En sí, la izquierda, o lo que llamamos izquierda, es el equivalente a esa lucha por la democracia, es intentar representar todos esos grupos, y por lo tanto, siempre va a estar dividida, no porque sea congruente consigo misma, o porque sus miembros sean más honestos que los que se autodenominan derecha. El problema es que, mientras exista la derecha, no existe una democracia, y menos si la derecha tiene mayoría de representación.

Ahorita además el río revuelto de la política mexicana, está plagado de arquetipos inútiles, que no son más que la compleja estrategia de la derecha para permanecer en el poder; todos esos calificativos arcaicos como “neoliberal” “conservador” “el pueblo” son ultrasimplificaciones que no reflejan la realidad del mosaico de ideologías y de realidades ya no se diga de las personas que conforman un país, sino de sus comunidades enteras. Nadie que pertenezca a un partido político en México, con sus contadas excepciones, es realmente de izquierda, porque el sistema político de México ha tenido secuestrado el poder para una clase política rica, de empresarios, de religiosos, que además de no representar a la población, ni la protegen ni la toman en cuenta.

Los movimientos ciudadanos como ciertas agrupaciones LGBTQIA+, colectivas feministas, movimientos campesinos, alianzas entre diferentes pueblos conformados por minorías históricamente maltratadas, etc, o sea, la gente, organizándose, son quienes generan poder y en México, esas pequeñas células siempre son desarticuladas, acalladas, asesinadas. Pero la izquierda en México no existe, la oposición al personaje de derecha en el poder son más personajes de derecha, dentro y fuera de MoReNa. También adentro del partido hay un montón de gente chingona. PEro más que empezar a ver patrones y posibilidades, urge una renovación de todo, un baño de agua fría. No tengo idea de a dónde va este texto como no tenemos idea de a dónde va este mundo. Jaja.

Espero que nadie me haga caso porque no sé mucho de ningún tema, excepto sobre quejarme de todo y encontrar soluciones a problemas que nadie más ve.

--

--

traigo mucha pena hoy

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store